Yo, Sorpresa de Carnaval

•04/03/2009 • 3 comentarios

Bueno, el carnaval pasó y este año tocó disfrazarse. Hacía tiempo que no me disfrazaba en Carnaval con un disfraz casero como en su día el de Jack Sparrow. Así que busqué un disfraz original, en eso me ayudó internet (youtube), luego se lo conté a mi suegra que es una modista estupenda y voilà!:

Este vídeo es en casa, luego en la calle me hicieron muchas fotos. Así que si alguien busca la caja sorpresa, o el cajero o el radar o muellín, que sepa que fui yo. Si tenéis fotos y queréis, enviádmelas y las añado a esta entrada.

¡Hasta el año que viene a ver de que cae!

Anuncios

¡Qué no cierren el Arca de Noé!

•18/02/2009 • Dejar un comentario

Hace unos días una amiga me envío por email este cartel:

arca noe córdoba Seguir leyendo ‘¡Qué no cierren el Arca de Noé!’

La letra pequeña que no se lee ni se escucha

•08/02/2009 • Dejar un comentario

Mi relación con timofónica no ha sido la mejor. Volví a ella por la ADSL y salí corriendo de nuevo cuando nos la jugó. Pero no quiero hablar de mi relación, sino la de dos allegadas mías a las que les han hecho jugadas similares; a una con la telefonía móvil (Vomistar) y otra con la ADSL:

Jugada Nº 1. De Tarjeta a Contrato.

Suena el teléfono, porque es como comienzan estas cosas…

– Sí, diga…

– ¡Buenos días! Me llamo XXX, le llamo de Vomistar, quisiera ofrecerle un nuevo servicio gratuito. Consiste en pasar su opción de tarjeta prepago a contrato. De este modo, podría disfrutar de unas tarifas más reducidas sin consumo mínimo, simplemente descontaríamos de su cuenta el gasto correspondiente a cada mes. Además si decide dejar de usar el servicio, volvería usted a la categoría prepago cuando quisiera. Las tarifas de las que disfrutaría serían …bla, bla, bla….. y se le descontaría el dinero acumulado que tiene en la tarjeta de lo que se le cobraría en el primer mes de contrato.

Como os podéis imaginar todo parecían ventajas, y realmente lo eran. Pero claro, una vez dentro de esta oferta se dio cuenta que para el uso de teléfono que tenía tampoco se ajustaba exactamente a lo que ella buscaba. Y decidió volver a tarjeta prepago.

Sin ninguna pega por parte de la compañía volvió, y al mirar un día su cuenta bancaria resultó que le habían cobrado 6€ que le habían puesto de saldo en el móvil, sin haberlo pedido. Ella ya tenía ganas de cambiar de operadora, pero ahora se veía obligada a gastar 6€ de saldo en Vomistar. De esto por supuesto no le informó el comercial. Bueno ya está en otra compañía, pero Vomistar no para de enviarle mensajes con ofertas de las que no había recibido en 9 años que llevaba con ellos.

Jugada Nº 2. De 3MB a 6MB.

Suena el télefono de nuevo.

– Dígame.

– Buenos días, me llamo xxx y le llamo de timofónica, ¿es usted el titular de la línea Doña XXX XXX?

– Sí, soy yo.

– Bien, está usted disfrutando de una tarifa de ADSL + teléfono, ¿verdad?

– Sí.

– Su conexión es de 3MB, ¿no es cierto?

– Sí.

– Le gustaría tener el doble de velocidad sin coste adicional.

– Sí, sin problema, y ¿tardarían mucho o me dejarían sin servicio?

– No, en absoluto, lo tendría en unas semanas sin interrupción de servicio.

Pues nada, pasaron unas semanas y esta amiga mía, me llamó: Kin, se me cae internet a cada rato. Así que Kin le pasa un antivirus gratuito el cual recomiendo (AVG). También le compruebo que el PC está perfecto y que el modem no indica lucecitas raras.Por último, le comento que hable con su proveedor. La pobre mujer se tiró un montón de días sin internet, siendo su trabajo en parte delante de un ordenador.

Al hablar con ellos y tras discutir un poco con ellos ocurre el tema. Resulta que el paso de 3 a 6MB es gratis, pero el router te lo tienes que comprar, porque es incompatible con el Modem USB (un thomson clásico), que era lo que tenía mi amiga. Pero si ahora prefieres no tener 6MB para ahorrarte el router tras haber accedido a la subida,  tienes que pagar el paso de 6MB a 3MB.

De nuevo timofónica no avisa de todo lo que debía de avisar. ¡Así que ojo! tenéis que estar atentos a estas ofertillas, porque ya habéis visto como está el tema.

¿Rezar funciona para encontrar objetos perdidos?

•29/01/2009 • 5 comentarios

Igual alguna vez habéis perdido algo y habéis cogido un pañuelo e invocado estas palabras:

San Cucufato Seguir leyendo ‘¿Rezar funciona para encontrar objetos perdidos?’

Las dos últimas (pelis)

•25/01/2009 • 2 comentarios

Siempre califico las películas en dos tipos: las que me dejan igual y las que recuerdo siempre. Las dos últimas que he visto han sido Crepúsculo y Siete Almas, que se corresponderían respectivamente a cada categoría.Normalmente cuando voy a ver una película procuro que me impacte, esto también lo busco en la lectura. Por eso mi género estrella es la ciencia ficción o el terror o los thrillers las películas de suspense, si estas me prometen un buen giro final. Ver una película en la que voy a ver realidad, no me acaba de gustar, porque demasiada veo en la vida real o en los telediarios. Pongo la barrita de seguir leyendo, por si algún “lector amigo” no quiere saber nada de ninguna película.

Seguir leyendo ‘Las dos últimas (pelis)’

Uno

•19/01/2009 • 2 comentarios

Hay veces que seguir los programas de Iker Jiménez es malo para dormir. El hecho es que esta mañana apareció en la ventana del salón de casa de Seguir leyendo ‘Uno’

Si tuviera una pregunta para él…

•15/01/2009 • Dejar un comentario

Me he enterado que prontito nos espera una nueva edición de “Tengo una pregunta para usted” y reinagurarán por todo lo alto con don ZP.

Si alguno de los asistentes no sabe que preguntar le haré mi sugerencia:

Mirando en este cartel, se me ocurre

cartel propaganda electoral Zp y el pleno empleo

¿Nos estaba engañando porque sabía lo que estaba ocurriendo y lo que se avecinaba, o realmente era un inocente imbécil mal asesorado que no conocía la situación real de la economía?

Porque si usted nos estaba engañando no podré confiar ni en usted ni en su equipo en mi vida, convirtiéndose su mensaje electoral en motivos para dudar; y si usted no conocía lo que se nos venía encima, que ya se oía en multitud de sitios (oposición, economías de las que dependemos, diversos economistas y medios, etc…), usted no merece estar sentado en ese sillón, nunca más.