La letra pequeña que no se lee ni se escucha

Mi relación con timofónica no ha sido la mejor. Volví a ella por la ADSL y salí corriendo de nuevo cuando nos la jugó. Pero no quiero hablar de mi relación, sino la de dos allegadas mías a las que les han hecho jugadas similares; a una con la telefonía móvil (Vomistar) y otra con la ADSL:

Jugada Nº 1. De Tarjeta a Contrato.

Suena el teléfono, porque es como comienzan estas cosas…

– Sí, diga…

– ¡Buenos días! Me llamo XXX, le llamo de Vomistar, quisiera ofrecerle un nuevo servicio gratuito. Consiste en pasar su opción de tarjeta prepago a contrato. De este modo, podría disfrutar de unas tarifas más reducidas sin consumo mínimo, simplemente descontaríamos de su cuenta el gasto correspondiente a cada mes. Además si decide dejar de usar el servicio, volvería usted a la categoría prepago cuando quisiera. Las tarifas de las que disfrutaría serían …bla, bla, bla….. y se le descontaría el dinero acumulado que tiene en la tarjeta de lo que se le cobraría en el primer mes de contrato.

Como os podéis imaginar todo parecían ventajas, y realmente lo eran. Pero claro, una vez dentro de esta oferta se dio cuenta que para el uso de teléfono que tenía tampoco se ajustaba exactamente a lo que ella buscaba. Y decidió volver a tarjeta prepago.

Sin ninguna pega por parte de la compañía volvió, y al mirar un día su cuenta bancaria resultó que le habían cobrado 6€ que le habían puesto de saldo en el móvil, sin haberlo pedido. Ella ya tenía ganas de cambiar de operadora, pero ahora se veía obligada a gastar 6€ de saldo en Vomistar. De esto por supuesto no le informó el comercial. Bueno ya está en otra compañía, pero Vomistar no para de enviarle mensajes con ofertas de las que no había recibido en 9 años que llevaba con ellos.

Jugada Nº 2. De 3MB a 6MB.

Suena el télefono de nuevo.

– Dígame.

– Buenos días, me llamo xxx y le llamo de timofónica, ¿es usted el titular de la línea Doña XXX XXX?

– Sí, soy yo.

– Bien, está usted disfrutando de una tarifa de ADSL + teléfono, ¿verdad?

– Sí.

– Su conexión es de 3MB, ¿no es cierto?

– Sí.

– Le gustaría tener el doble de velocidad sin coste adicional.

– Sí, sin problema, y ¿tardarían mucho o me dejarían sin servicio?

– No, en absoluto, lo tendría en unas semanas sin interrupción de servicio.

Pues nada, pasaron unas semanas y esta amiga mía, me llamó: Kin, se me cae internet a cada rato. Así que Kin le pasa un antivirus gratuito el cual recomiendo (AVG). También le compruebo que el PC está perfecto y que el modem no indica lucecitas raras.Por último, le comento que hable con su proveedor. La pobre mujer se tiró un montón de días sin internet, siendo su trabajo en parte delante de un ordenador.

Al hablar con ellos y tras discutir un poco con ellos ocurre el tema. Resulta que el paso de 3 a 6MB es gratis, pero el router te lo tienes que comprar, porque es incompatible con el Modem USB (un thomson clásico), que era lo que tenía mi amiga. Pero si ahora prefieres no tener 6MB para ahorrarte el router tras haber accedido a la subida,  tienes que pagar el paso de 6MB a 3MB.

De nuevo timofónica no avisa de todo lo que debía de avisar. ¡Así que ojo! tenéis que estar atentos a estas ofertillas, porque ya habéis visto como está el tema.

~ por Kin El Bravido en 08/02/2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: