¿Quién dijo que esto tenía que ser justo?

He estado dándole muchas vueltas a lo jodida que puede llegar a ser la vida, o no. Es como el mar, hay gente que va y tiene una mar calma tranquila y con el agua calentita. A otras personas van y le da un revolcón una ola, cuando menos se lo espera; luego otra ola, y otra y otra, y cuando llegan a la orilla ya es demasiado tarde. Hace poco han muerto dos personas a las que conocía bastante, aunque no tuviera demasiado trato con ellas.

La primera con casi 90 años. Un vividor que estuvo estudiando en Madrid a costa de sus adinerados padres. Una vez en una escalera me comentó: ahora no se montan las juergas como antes, yo estuve meses sin pisar la escuela y en mi piso sólo entraban mujeres y bebida. Luego se ennovió, ahí entro la guerra civil y el destino lo hizo casarse con otra gachí. Al tiempo tras enviudar y vivir amasando fortuna, volvió con su primera novia que volvió a ver por casualidad y se casó. Este ha sido un ejemplo de vida tranquila, sin excesivos problemas y de opulencia. Lo que se llama vivir bien. Aunque tú no tuviste la culpa de vivir bien, morir a esa edad como has vivido, y morir sin sufrir, hace que no me dés ninguna pena.

La segunda ha muerto con casi 30 años menos. La vida lo llevó a un trabajo en principio bien pagado hasta que la cosa empezó a ir mal. Entonces para no echarlo porque la indemnización sería gorda, empezaron a hacerle presión laboral: ¿por qué no vas a la otra punta de España a hacer tal cosa? ¿No pasa nada porque estés un porrón de días fuera, no? ¿Te importa quedarte hasta las tantas hoy haciendo esta cosa pesada que no tiene por qué hacer?, etc…

Él aguantando estoicamente y haciendo todo lo posible para ver si podía recuperarse. En esas, una hija suya es asesinada. El palo como os podéis imaginar fue horrible, no sólo para él sino también para toda la familia. Siguieron pasando los años, pero ya no lo vi igual. Había perdido viveza en la mirada cuando venía a visitarnos (en esa época yo trabajaba). Luego me salí del trabajo, pero escuché que lo habían acabado despidiendo. Fichó por otra empresa, porque era buen profesional. Al poco tiempo, enfermó. Y ha estado luchando contra una de estas enfermedades putas de estas de la que todos conocemos casos, de estas que te van mermando hasta matarte. Una vida de trabajo, de darlo todo por su familia y de recibir tristeza de manera general. J.A., si lees esto alguna vez , recibe este abrazo hecho homenaje a tu padre.

~ por Kin El Bravido en 19/07/2008.

2 comentarios to “¿Quién dijo que esto tenía que ser justo?”

  1. Qué penita hijo. Me “rio” yo de eso de que a partir de los 30 tienes la cara que te mereces…está claro que la vida no es justa.
    Por esto es un insulto no aprovechar lo que tenemos y conformarnos con las cosas que no nos gustan y que podemos cambiar.

  2. que fea

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: