¡Vaya nochecita!

Llevo un par de noches que no pego ojo, pero esta última ha sido la leche. Me acosté con bastante sueño, porque la noche de antes me despertaron a las 6:45 y me había acostado pasadas las 1:30. Fue tocar la cama y envolverme ese humo místico que te hace perder poco a poco el conocimiento hasta pasar a ser un tronco. Y no era fácil, porque tenía dolores en el codo y el hombro por culpa de mi servicio en el Top Spin 3 de Wii.

Estaba ya prácticamente dormido, cuando escuché coches pitar, no eran ni las 00:45. A continuación también escuché un himno de España y jaleo en la calle. La curiosidad me hizo levantar, bueno también que me apretaron el lunes los alambres de la ortodoncia y me dolía la boca. Así que me asomé al balcón y vi unos fanáticos del PP con las banderas españolas ondeantes y escuchando el himno de España. A continuación, me enjuagué la boca con agua y sal, para paliar las rozaduras bucales y al catre again.

Una vez en la cama volví a caer redondo. No llevaría ni media hora cuando otras panda de coches ocaban los cláxones. Entonces ya pensé que quizás no estaba la gente celebrando la reelección de Rajoy, sino la victoria de la selección. Pero con el calorín que hace cualquiera duerme con la ventana cerrada.

El sueño me venció de nuevo. Pero calculo yo que a las 2:30, mi vecina de abajo se acordó que la luz del baño estaría encendida y le gritó a su asistenta sudamericana: ¡¡¡¡¡MARIII!!!! ¿Está la luz encendida del baño?. Otra voz respondió: Ahora la apago señora, estoy en el baño.

Bueno, al menos duró poco el jaleillo del baño. Volvamos a dormir, me dije. ¿En qué lado estaba de la cama? A ver que postura tenía…ahora el dolor del hombro y el codo me impedía dormir del lado que más me apetecía. No sé como lo resolví, pero ya no desperté más hasta que sonó el perrogallo.

Foto de un perrogallo

El perrogallo es una especie que tiene un vecino mío. Es un animal que ladra como un perro cada vez que amanece y luego deja de dar por saco. Aunque pueda parecer un encanto de animalito, no es aconsejable como animal de compañía en la ciudad, mis ojeras lo confirman.

Esta noche no duermo en casa, ¿podré dormir?

~ por Kin El Bravido en 28/06/2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: