El hombre del saco

Tras el terrible caso de Mari Luz me pregunté si cerdos de esta clase han existido siempre o es algo que hemos creado con el progreso y la mayor libertad. Así que buscando y buscando, y desvariando la búsqueda me topé con el Hombre del Saco. Para todos es conocido este personaje, similar al Coco, porque es usado como ser aterrador que te secuestra si no te acuestas temprano y te duermes. Yo me lo imaginaba con un saco corriendo y cogiendo niños y echándolos al saco para comérselos luego. Pues resulta que este asustaniños, sí existió, aunque no tiene sólo un nombre.

La figura imaginaria del “Hombre del Saco” tiene su correlato real en numerosos criminales tristemente famosos por secuestrar y matar niños. Aunque ninguno es totalmente el hombre del saco, todos ellos forjaron la leyenda. Uno de estos hombres del saco fue Francisco Ortega el moruno, que actuó en Gádor, un pueblo de Almería, en 1910. Él era un enfermo de tuberculósis que buscaba cura de manera desesperada. Una curandera le recomendó un barbero para que lo curara. Este barbero con antecedentes personales, le dijo que se bebiera la sangre recién extraida de un niño sano. Así que entre la curandera y otro del pueblo, Julio Hernández el tonto, secuestraron a un niño, Bernardo González, de siete años. Así que metido en un saco lo llevaron a un cortijo, donde aguardaban el resto de la macabra cuadrilla. Allí le sacaron la sangre y la mezclaron con azúcar para que se la bebiera Ortega. Julio mató el niño con una piedra. Una vez terminado el “ritual” echaron el cuerpo en una grieta en Las pocicas.

Al realizar el reparto de dinero, no le pagan las cincuenta pesetas a Julio que le prometieron por el asesinato. Éste decide vengarse y le cuenta a la Guardia Civil que ha encontrado el cuerpo de un niño por casualidad mientras perseguía a unos pollos de perdiz. Detuvieron a Leona, la curandera, por tener antecedentes, y éste culpó a Julio, que en un principio declaró haber presenciado el crimen desde unos matorrales. Al final los dos hombres confesaron el crimen, no sin antes dar mil y una versiones diferentes, algunas de ellas totalmente disparatadas. Era claro que se trataba de un último intento por evitar el castigo. La justicia dio cuenta de ellos dando pena de muerte a todos, salvo al tonto por demencia.

Otro hombre del saco fue el Tío Saín es el personaje legendario de la zona de Murcia. También asustaba a los niños para que fueran a dormir con su aspecto sombrío con un sombrero gacho, negro y grasiento, de fieltro raído. De este lo que se sabe es que pudo ser real. Quienes manifiestaron haberle visto la cara, afirmaban que tenía una mirada torva.

Se rumoreaba que vivía en un chamizo en la Sierra de la Almenara Y, cuando bajaba a los llanos de los Alporchones, en todo momento andaba distante y solitario, abstraído en pensamientos ancestrales. Siempre utilizaba atajos y vericuetos en sus correrías. Tampoco se le conoció compañera alguna ni ningún otro desliz. A los críos les contaban que el tío Saín solía llevárselos para sacarles la sangre y arrojarlos al aljibe, si es que éstos, llegada la hora de irse a la cama, empezaban a hacerse los remolones.

Algunos aventuraban a pensar que algo había entre el tío Saín y cierto suceso que tuvo lugar, allá por los años de la guerra, en el entorno de los Alporchones, entre una pareja de carabineros y un ‘alijero’ que llevaba productos de contrabando desde el litoral hasta la llanura del Guadalentín, soslayando los puestos de vigilancia, a través de la sierra.


Fuente de la que he resumido: Wikipedia.

Anuncios

~ por Kin El Bravido en 28/03/2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: