Chistecito

Chiste guarrete, deja de leer si piensas desayunar o comer pronto.

Llega un tío a una comida de etiqueta con un protocolo muy estricto, y en medio de la comida le asalta un dolor de tripas bajas terrible. Al ver que no se puede aguantar tan magna masificación gaseosa, se tira un cuesco. Para disimular, según se lo tira tose, pero le sale un gargajo – verde, porque decir marrón es demasiado desagradable – el cual cae en la sopa y permanece flotando. Del esfuerzo, le empieza a picar la garganta provocándole un estornudo, con tan mala suerte que le quedan dos velas colgando de la nariz de unos cinco centímetros cada una. Tras observar los dos colmillos, que no eran de marfil, el tío, nerviosísimo por la situación decide sorberlas. Cuando está a medio camino de guardar el caracol en su casa, le da tanto asco que vomita encima del plato haciendo diana en el recién hecho gargajo. Justo en ese momento, se levanta el anfitrión y le dice:

– ¿Qué? ¿Con las orejas no sabe hacer nada?

~ por Kin El Bravido en 20/11/2007.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: