Mi primer amigo gay

Esta historia ocurrió hace ya más de 10 años…A la persona a la que voy a describir la llamaré Antonio porque que le veo paralelismo a él con Antonio Gala: educado, inteligente, retorcido y buen conversador.

Antonio era un chico de mi clase de C.O.U.. Era de los empollones, de esos que están en primera fila y conseguían seguir las clases sin distraerse, de esos que con sólo ver las clases casi se saben ya la lección, vamos un tío listo. Antonio era ordenado, limpio y muy delgadito. Con el comienzo del curso congenié con él pues sabía comprender ese sentido del humor macabro y ácido que yo practico, y que luego descubrí que él también ejercitaba. Nuestros lazos se reafirmaron al apuntarnos unos pocos a natación en Vistalegre, está claro que eso de compartir chapuzones, largos de piscina, ducha, etc.. une mucho – sexo no, mal pensados -. Me invitó a una fiesta de fin de año en la que conocí a una chica, que fue mi novia muchos meses y, que me hizo cambiar mis gustos musicales al bendito jevin – gracias -.

Llegó el primer cuatrimestre y me cascaron las matemáticas, como siempre. Sin embargo él, el cacho mamonazo, me dijo que en 3º de BUP ya practicaba con las de COU porque a él le encantaban. Así que sin mucho convencer empezó a darme clases, pagadas claro.

Todos los viernes me daba un par de horitas de integrales, principalmente, porque el álgebra lo dominaba mejor. Estábamos tranquilos porque mi madre curraba y me dejaba la casa libre. Cuando acabó el curso tenía mis matemáticas aprobadas, la selectividad en matemáticas bien superada y una base estupenda para la universidad – aprobé cálculo de primero a la primera -; pero además tenía un buen amigo con el que había compartido muchas cosas. Ese verano nos fuimos tras selectividad el grupo de amigos de la clase de acampada, y tras volver corrió la noticia…aunque como casi siempre, yo me enteré el último pues no he sido de meterme mucho en la vida de los demás.

En ese verano, íbamos 3 amigos bajando del Brillante de bailar, íbamos algo subiditos, y dijeron: ¿sabes lo de Antonio? Yo encogí mis hombros y ellos empezaron a cantar: ¡Freedoommm, fredooommm, freeedoommmm! Como la canción esa de las que cantan soul….y no lo comprendí. 8 ó 9 “freedoms” más tarde – cada vez más amanerados por mi falta de perspicacia -, comprendí, Antonio era gay.

No sé si por los efluvios etílicos o por mis 18 años, empecé a pensar que yo le molaba. Empecé a recordar la cantidad de tiempo que había pasado con él en mi casa solos, pensé que quizás se quedaba embobado mirándome cuando yo hacía ejercicios sentado en la mesa junto a él; también pensé que en las duchas iba con el rabo al aire, que seguro que él se habría fijado o en mi culo – realmente no sabía, ni sé, que mira un gay en un cuerpo de un joven desnudo. Pensé muchas más tonterías…tantas que me da vergüenza comentarlas.

Con el comienzo de la universidad nos separamos y mis estúpidos juicios se olvidaron. Lo bueno de estas cosas fue encontrármelo al cabo de los meses, fue empezar a charlar y recordar lo buen tío que es. Nos pasamos los mesengers y alguna vez charlo con él, muchas menos de las que debería. Espero que si lo lees y te reconoces, no te moleste a ver contado esto, supongo que no.

La moraleja de esta historia es que en algunos cerebros masculinos, tan tontos como el mío,  se crea un pensamiento estúpido cuando se entera de que un amigo cercano es gay. Siempre se tiende a pensar que el gay es una persona desesperada por pillar cacho, y que te anda buscando las vueltas para que en un momento de debilidad caigas en sus redes. No sé si esto me ha pasado nada más que a mí o es algo generalizado, pero desde luego se me pone cara de tonto cada vez que lo recuerdo.

~ por Kin El Bravido en 24/10/2007.

3 comentarios to “Mi primer amigo gay”

  1. jum. así es. funcionamos por estereotipos y prejuicios. son simplificaciones que socialmente compartimos y a veces nos ayudan a, con poca información, presuponer el resto y sacar conclusiones más rápido. Pero a veces hacen que esa conclusión, que hemos sacado antes incluso de acercarnos a la realidad, nos genere rechazo, y perdamos la oportunidad de conocer gente, lugares, sabores, experiencias, por lo que creemos que va a pasar.
    ah, todo esto por qué?? ea!! sólo decir q es tu primer amigo gay declarado… o q sepas, a lo largo de tu vida seguramente te has rodeado, topado, conocido homosexuales, gays o lesbianas, y como la vida sexual de cada cual puede ser más o menos pública, pues no te has enterado. Eso te ha permitido relacionarte con la gente de un modo no estereotipado.
    ala!! besos mile
    a la chusa le keda un mes😦

  2. No sabía que éstos dos se pusieran a cantar Freedom jajaja.
    Me ha gustado mucho este blog, por lo sincero y lo emotivo. Cuando te vi al cabo de los años noté que te alegrabas de verme y eso me gustó bastante.
    Un abrazo.

  3. Lo que más me gusta es que te dieras cuenta de la tontería que pensabas. Os pasa mucho a los hombres eso de creer que todos los gays quieren ligar con vosotros, como si no tuvieran gustos como todo el mundo ja ja ja. Pero, eso, que me alegro tu reflexión y que te lo encontraras y hablaras, porque si no habrías perdido del todo a una gran persona (ahora me considero amiga de Antonio).
    Un beso y bonito blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: