Condenarme a matar

Hoy he escuchado por la radio una noticia de las que me hacen pensar que el ser humano va de culo, de esas que te hacen pensar si es mejor tomarse uno la justicia por su mano, ya que la justicia nunca va a reparar todo el dolor que te pueden tatuar en el alma unos degenerados; y más sabiendo que la justicia en este país, lleva en una mano la balanza y en la otra un martillo chillón de feria. La noticia es que han pillado a un grupo de jóvenes, con toda seguridad malnacidos sin culpa de su madre, que operaban Parque del Oeste de Madrid. Estas 9 criaturitas de 18 a 20 años, casualmente sudamericanos, se les imputan delitos de robo con fuerza, amenaza de muerte y, a uno de ellos, agresión sexual. Este sujeto, – ¿por qué llamarlo sujeto cuando él no respeta a nadie? -, perdón, este mierda al menos ha violado 4 veces en el último mes. Su modus operandi era seleccionar una chica menor de 24 años, violarla y robarle todo lo que tuviera (dinero, móvil, joyas, reloj) amenazándola con un cuchillo grande.

Pero el colmo del retorcimiento, que tanto me quema,- porque desgraciadamente en esta país que una banda de albano-cosovares o de lating kings opere, ya no causa tanto impacto-, es que cuando le acompañaba a la chica su pareja, usaba al novio como cama, y sobre él violaba a su chica.

Si Cris o yo sufrieramos esa humillación mi vida cambiaría para siempre. No sería capaz de perdonar, no podría nunca borrar el dolor que me causarían, no, no podría. Mi vida se retorcería entre la ira y el dolor. Basaría mi vida en entrenar mi cuerpo y mente para la venganza. Sería alevósica, con premeditación, ensañamiento y sorna. Seguramente me acabaría obsesionando con la idea de que el violador fuera infeliz para siempre. La justicia no podría saciar estas ansias de venganza y aunque soy un tonto que siempre acaba perdonándolo todo, este tipo de cosas creo que me superarían. Y si el código penal es suave con él, pediría yo esa misma benevolencia.

20 años no los veo suficientes para una persona así. Un delito de estos necesita 30 años al menos de reflexión de porqué llegó a niveles tan bajos. Estaré atento a este caso, porque nuestro bonito código penal tiende a defender antes una reinsercción antes que la protección de la dignidad de la víctima. ¡Cuánto nos queda por crecer como democracia!

Anuncios

~ por Kin El Bravido en 27/09/2007.

3 comentarios to “Condenarme a matar”

  1. Joder, cuánto me recuerdas a mí en tus escritos!

  2. ¿qué te parece un intercambio de enlaces? confirmalo en mi blog. gracias.

  3. Es que no se puede perdonar algo así. Ni tan siquiera creo que se pueda vivir con algo así sin querer y buscar la muerte de ese mierda en cuestión.
    Se abrió la puerta a toda la basura sudamericana y a la de los paises del este. Y digo a toda la basura porque no toda la gente de esos lugares es así. Quiero creer que no es así y que aquí sólo nos llega lo mas asqueroso de cada cultura. ¿Por qué? pues porque vivimos en el pais del chupismo mas absoluto y se pasan nuestras leyes por el forro (claro que viendo las leyes y la dureza de las penas en comparación con las de sus paises… yo tambien lo haría.. si fuese un despojo humano).

    ¿Seria la pena de muerte el fin de tanto cachondeo como hay en este pais?. No lo se, pero ayudaría bastante, creo. Duro, pero cierto. Muerto el perro, se acabó la rabia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: