Clases de no tener clase

Hay muchas maneras de quedar con poca clase, pero me parece bien enumerar unas pocas:

  1. Cortar por teléfono: Esto me lo hizo una chica de un pueblo de Jaén con la que salí. La relación estaba muerta, pero no me esperaba que cortara por teléfono. Lo suyo es hablar las cosas, eso de llamar y decir: “he pensado que lo dejamos que esto no va bien”. Es no tener clase.
  2. Desconvocar una cita a nivel profesional: Esto se lo hicieron a mi Sra. Ella tenía concertada una entrevista de trabajo el jueves a las 14:15 en una correría de seguros del centro. El miércoles noche le mandaron un sms a las 22:15 diciendo algo así: “Hemos encontrado un perfil que se ajusta más al que buscábamos que usted. Ya no es necesaria la entrevista que teníamos concertada mañana a las 14:15. Lamentamos las posibles molestias. Un saludo, XX” (aquí no pongo la firma).
  3. Ignorarte por tu apariencia: Esto me pasó hace tiempo en unos conocidos almacenes, famoso por su servicio, en el que una normalmente incordiante comercial me ignoraba cuando estaba a escasos metros y atendía a señoras con niños que iban después que yo. Reconozco que no tengo pinta de tener dinero, pero iba a comprar algo y me tenía que atender a mí. En cuanto me lo iba a hacer por segunda vez, dije: Voy a buscar a su jefe de planta ya que a mí no me quiere escuchar. Eso fue suficiente para que me atendiera. Al final no compré y le expliqué que iría un día en el que ella no se llevara la comisión.

Creo que ya están los que han estados cercanos a mí y me han molestado más, también hay otros: falta de palabra, mentiras.., pero mi idea era de personas que pintan poco en uno, aunque la primera no pegue mucho…¿alguno vuestro?

~ por Kin El Bravido en 21/09/2007.

3 comentarios to “Clases de no tener clase”

  1. Bueno, yo personalmente agradecería el caso 2, aunque el modo sms no mola nada. Si ya tienen a alguien mejor que nadie pierda el tiempo…

  2. mmm no voy a escarbar en mi pasado, que encuentro a gentuza de todo tipo y no tengo ganas de enfadarme.

    uno fue parecido a tu primer caso y añadirle que ella tenía cosas mías de buen valor que se las había dejado con toda mi confianza y luego se las quería quedar.

  3. Vaya, lo primero me suena… A mí me hicieron exactamente lo mismo, con la diferencia de que después encima quedé yo como el malo por “insistir” en que me diesen una explicación.

    Ya se lo perdoné a esa chica, aunque no haya vuelto a verla. Como en el anterior post, tampoco quiero escarbar en mi pasado.

    Por otro lado, decirte que ERES UN CRACK. Este blog es uno de los más entretenidos que he leído en los últimos tiempos. Entré para ver tu famoso “Curso de Ligoteo”, porque en 20minutos alguién dejó un enlace que llevaba hasta él. Trataré de fijarme en tu estructura para el mío, que es un poco peor, por ser más coñazo y tener un diseño un poco cutre, pero se hace lo que se puede.

    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: