¡A hacer puñetas!

Antes de decir esta expresión estaría bien saber un poco de donde viene. Tiene dos acepciones, la primera es la que todos más o menos sabemos. Una puñeta es el adorno que se coloca en camisas y abrigos en la zona de la muñeca. Normalmente hacer puñetas era un trabajo laborioso, en plan puntilla y bolillos, y se las hacían a los jueces y prelados. Por eso mandar a hacer puñetas era algo que le encargabas a alguien que no querías ver en un tiempo, pues se iba a tirar un buen rato hasta que las realizara.

Pero ahora viene la acepción oscura…En Italia, una puñeta es hacerse uno un alivio, vamos una pajilla, una mariamuñeca o una macuca, como queráis llamarlo. En las guerras los soldados italianos mandaban a hacer puñetas a los que llevaban mucho rato de guardia, para que se dieran un descanso y era la expresión del relevo. Los españoles cuando estuvimos en Napolés invadiendo y esas cosas, tomamos su término y por eso, algunos creen, que hacer puñetas viene de aquí y no de la primera acepción.

Por eso a partir de ahora si mando a alguien a hacer puñetas le daré un clines. ¡Buenas noches!

Anuncios

~ por Kin El Bravido en 15/08/2007.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: