6ª Lección: Saber escuchar

Sigamos con el curso. Esta lección es sin duda en la que menos te puedo ayudar. Ligar (para mí) es conseguir que la otra persona se lo pase bien contigo, para ello, tienes que conseguir que cuando hables ella se ría, se sienta especial, se divierta y siga teniendo ganas de seguir charlando contigo. Para ello necesitas tener temas de conversación básicamente típicos, pero que estén disfrazados para que no suenen típicos. Algo de esto te lo he adelantado, pero te voy a poner las bases y luego te recomiendo que leas más adelante las “Charlas Magistrales” donde te daré algún tema que te hacer ser atrayente para los guiones de tus charlas.

Los temas más clásicos son:

  • Trabajo/Estudios: Esta charla es normal, la cosa es presentarla de manera normal o divertida. Ejemplos: Cuando me presentaron a la que hoy es mi novia, y le pregunté que hacía me dijo: estoy parada. Yo le dije: parada no, eso no se dice; se dice que trabajas para la empresa pública mayor de España con casi 2 millones de trabajadores, cuyo presidente de la empresa es también el del gobierno y que te deja mucho tiempo libre.
  • ¿De dónde es? Si notas un mínimo acento distinto al de donde estés, lánzate y suéltale que si no es de ahí. Si estás fuera de Córdoba dile que si es de Córdoba, (alude a su belleza). Si fallas no pasará nada, si aciertas te conviertes en un crack. Si no es de ahí, le dices qué le ha hecho llegar hasta ahí y tienes charla pa rato.
  • ¿Por dónde se mueve? Esta pregunta es clave, en caso de que no salga bien el día y no la conozcas tu única esperanza es intentar coincidir con ella otro fin de semana o día.
  • Hobbies: La pregunta debe ser: ¿Cuando no sales con tus amigas por aquí, ni trabajas qué haces? Encubre la pregunta siempre, no des muestras importantes de interés.

El truco es que intentes ser original, o contar un chistecito que vaya al tema o si estudia/trabaja en algo, que le muestras interés en lo que hace. No hace falta ser un entendido de todo, pero pregúnta por sus inquietudes. Interrúmpela de vez en cuando, para preguntarle, eso demuestra interés. No lo hagas mucho o serás pesado.

Si ves que la charla decae: PICA. Esto es algo arriesgado, pero es peor una charla aburrida que una charla en la que te dan caña y das caña. Si ves que es chula, chulea tú, si ves que se sincera, sincérate tú (aunque no cuentes nada importante). El ritmo de la conversación lo es todo.

Si ves que algún tema no lo quiere seguir, dale un capotazo y cambia de tema o recuerda que los silencios deben de ser interrupciones y procura crear misterio. Y sembrar el desconcierto, que es de lo que hablaré el viernes que viene en Misterio.

Anuncios

~ por Kin El Bravido en 22/06/2007.

2 comentarios to “6ª Lección: Saber escuchar”

  1. Se recomienda no abusar preguntando por su procedencia … “¡¡¿Sois de Córdoba?,¿sois de Córdoba?¿Sois de Cordoba?!!”

    Dou you remember ?? XD

  2. Sigo leyendo y riendo… mmmmm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: