Las 10 plagas que se avecinan…

Con la llegada del verano, porque aquí cambia la estación en dos semanas, aparecen las 10 plagas:

  1. El terrible calor. Como ya he comentado, aquí se pasa de la bota a la chancla, y este calor provoca la mayoría de las plagas, pero él mismo ya es molestísimo. Un calor que parece que abres un horno y un calor seco que quema las pestañas y, en mi caso, los pelillos del bigote. Y yo no sé en Sevilla, que parece que quieren ganarnos hasta en temperatura, pero aquí ya he visto caminando por el río dos ranas con cantimplora, jurl.
  2. El hedor del Río. Con el calor, los efluvios del Guadalquivir, repleto de condimentos, enturbian los Paseos por la Ribera llegando a revolver el estómago cuando anochece. Esta núbe fétida llega a varios barrios y alguna vez hasta en el mío (Ciudad Jardín), ¿no sé puede limpiar el río?¿No se puede plantar algo para que huela bien en el Paseo?
  3. Las Reformas. Con la llegada del buen tiempo a la gente se le ocurre la idea de reformar la casa: pintar, tirar ese tabique…El problema es que quienes las realizan son personas que madrugan y trabajan hasta las primeras horas de la tarde: justos los momentos en los que la que se disfruta más de la cama (en su sentido del descanso, del otro disfruta cada uno cuando buenamente se pude)Es ese momento de los 5 minutitos antes de que suene el despertador en los que remoloneas en el calorcito del colchón;y el otro momentazo destruido es la siesta que con el calor estival y viendo la programación tan buena que nos ponen después de comer, es lo mejor que se puede hacer pasadas las 16h.
  4. Las Cucarachas. Con el calor estas criaturillas salen de sus rincones para entretener a jóvenes y mayores, poco que comentar.
  5. Los Mosquitos. Los peores son los que no sólo no se contentan con picarte, sino que te sobrevuelan rasamente para que no duermas. Si enciendes la luz, como si de un helicóptero espía se tratara, ya ha desaparecido, pero en cuanto la apagues vuelves a notar como te acechan los oídos. ¡So mamón, si me vas a picar, pícame un pie o la pierna, pero no me despiertes más! Y encima, cada año los veo más gordos, el último me cogió de un pie me levantó hasta el techo y me dejó caer en el suelo, menos mal que desperté con el golpe, creo que no tuvo fuerzas para sacarme por la ventana.
  6. La alergia. Este mal sólo afecta a 1/4 cordobeses, pero va en aumento. Si me veis emocionado por la calle no es que haya visto Los puentes de Madison, es que yo la sufro.
  7. La barriguita cervecera. Lleva contigo ahí 5 ú 6 meses, pero cuando piensas que te tienes que poner el bañador, te das cuenta de que se ha inflamado, y esto es culpa clara del calor, que dilata los cuerpos.
  8. El olor corporal: La falta de aseo, el calor y la disminución de las capas en la vestimenta son las causas por las que esta estación se puede detectar sin abrir los ojos. Es de relatar los malos ratos en el autobús en donde puedes diferenciar en una misma persona el olor del sudor de la axila, el de la orina en su ropa interior y la grasa de su cabello.
  9. Guiris: Esta plaga sólo se localiza en la judería y el centro, por lo que sólo te perjudicará si coges el coche y te toca uno delante yendo a 10km por hora y estando perdido. Normalmente sólo te desesperará poco, por lo que si tienes prisa toma vías alternativas. La ventaja de esta plaga es que el rastro que dejan en la ciudad es lo único que la mantiene viva, vamos que si no existieran Córdoba sería una ciudad fantasma y desconocida.
  10. Los ombliguitos al aire: Esta plaga es a priori inofensiva, pero cuando descubres que el 80% de los accidentes de tráfico en ciudad son debido a distracciones empiezas a encontrar relación a la plaga del ombligo. Ahora con el calorcito las niñas se ponen menos ropa y empiezas a descubrirles bultos y formas desconocidas hasta entonces. El problema no es sólo el tráfico, si te pilla tu pareja examinando una reacción alérgica de una chica (porque esos bultos son alérgicos claramente) ella te propina un guantazo/codazo. Mejor procurad evitar las zonas de peligro por ombliguito.

¡Espero haberos avisado a tiempo!

Anuncios

~ por Kin El Bravido en 09/05/2007.

8 comentarios to “Las 10 plagas que se avecinan…”

  1. Amén.
    A ver si dejan de pasarse la bola el ayuntamiento y la cuenca hidrográfica (¿de quién depende eso, de la Junta, del Gobierno?) y limpian el río de una vez.

  2. 11.- La canción del verano

  3. Respecto a las competencias de la Cuenca Hidrográfica, a decir me atrevo que era de las pocas cosas interesantes que había en el recientemente votado nuevo estatuto de Andasulía, y que pretendía traer todas las competencias hacia nuestra tierra. Ya veremos en que termina todo eso, suponiendo que nos enteremos, claro.

  4. En la constitución española pone que los ríos son competencias del Estado, por eso los extremeños se nos echaron encima. Para mí no es interesante porque hay afluentes que nacen de allí y algo de derecho tendrán. Si fuera esto así yo soy asturiano y corto el Ebro, jur, jur.

  5. Si torpedo, pero se refería el texto a aquellas cuencas cuyas aguas fluyen completamente en territorio andaluz. Evidentemente, el estado debe intermediar en las cuencas en als que no ocurra esta situación, porque no veo a nadie más capacitado que el propio pueblo andaluz para gestionar el agua del guadalquivir, ¿no crees ?

  6. Sinceramente creo que no está bien, el agua debería de ser parte de todos. Si sobra aquí agua, pues se le da a otra comunidad y tal y como se están poniendo las autonomías de farrucas, que parece que vamos para un país federal, casi que prefiero que la autonomía no mande en el agua.
    Fuera de este tema: solo hay que ver como están las autonomías y las provincias de rivalizadas que presentamos un huevo de ciudades para la culturalidad, y me da a mí que por eso, no nos vamos a comer los españoles ni un colín.

  7. Ese tema que abres al final es muy jugoso, pero que muy muy jugoso …

    Y volviendo al agua, a lo que yo me refiero es a la autogestión del agua. Autogestión no implica “ME LA KEO YO PA MÍ”, al menos así es como yo la entiendo. El problema es otro, bien distinto y a la vez bien sencillo, y es que los políticos jamás entenderán del mismo modo que lo hacemos las personas que pensamos y vivimos fuera de los despachos de alcaldes, presidentes, ministros, etc.

  8. Es que las cosas con respecto a los transvases no son tan claras, porque igual que hay científicos que los defienden y otros que los consideran una locura. Y otros que dicen que no valen como única solución, pero que tampoco hay que descartarlos: probablemente esa sea le verdad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: